Mobile Menu

Dale a tu colchón una segunda vida

Cada año se tiran 1,5 millones de colchones en los Países Bajos. 1,2 millones de colchones provienen de casas privadas y los 300.000 restantes provienen de hoteles, prisiones, hospitales e instituciones de atención. Es un desperdicio, porque alrededor del 90% de los componentes de los colchones pueden ser reciclados. No inmediatamente en un colchón nuevo, sino en materias primas para otros productos terminados.

Dado que Auping pretende reducir los residuos al máximo, en 2011 introdujimos el sistema Auping Take Back System (ATBS), lo que significa que nos llevamos tu viejo colchón en una bolsa especial cuando entreguemos el nuevo. De esta manera, puede mantenerse seco y transportarse de forma higiénica a la empresa de reciclaje, lo que también te ahorra un viaje al vertedero.

¿Cómo funciona realmente el proceso de reciclaje?

Estos colchones son devueltos a la compañía de reciclaje, Retourmatras. Esta compañía holandesa fue fundada en 2009 y procesa más del 40% de todos los colchones viejos.

Aquí es donde comienza el proceso de reciclaje de su viejo colchón. En primer lugar, todos los colchones son escaneados con un detector de metales. Hay muchos tipos diferentes de colchones. Los colchones con muelles internos de metal se
separan de los colchones sin resortes internos de metal. Cada uno sigue un proceso de reciclaje específico. A continuación, un "rollo de pelado" especialmente desarrollado quita la cubierta exterior del colchón. Esta tela es prensada en fardos, lo que hace que sea fácil de transportar. Estas balas son generalmente enviadas a Marruecos donde hay una gran industria textil. Luego se convierten, por ejemplo, en grandes hojas de tela.

El metal se filtra de la cadena de reciclaje usando un gran imán. Un colchón de resortes de bolsillo contiene alrededor de 4 kg de metal. Este material se envía a empresas de transformación que lo convierten, por ejemplo, en manillas para puertas.
La mayor parte del material en el flujo de reciclado consiste en espuma. Esta espuma es triturada y embalada. En el pasado, estas balas se vendían a Alemania, América y Oriente Medio. Sin embargo, estos grandes fardos son muy voluminosos para almacenarlos y transportarlos. Esto no es sostenible, así que, en 2018, Retourmatras abrió su propia fábrica en Alphen aan de Rijn, donde transforma la espuma de los colchones viejos en "espuma adherida". Este material es fácil de producir en diferentes formatos, alturas y espesores, lo que permite que sea utilizado de diferentes maneras. La espuma adherida es útil, por ejemplo, como capa inferior, material de aislamiento acústico y como amortiguador bajo campos deportivos y de césped artificial.

Esfuerzo de equipo
Auping cuenta con un el Sistema de Recuperación de colchones en los Países Bajos, Bélgica y Dinamarca. En 2018, 7.673 colchones fueron devueltos por Auping a una empresa de reciclaje. El 82% de ellos procedían de los Países Bajos.